Qué no puedes controlar de tu campaña de Google Ads

Si has diseñado una campaña, con su grupo de anuncios y anuncios relevantes por palabras clave, y aún así no consigues las conversiones que esperabas, tienes que saber que no todo depende de la configuración de la campaña. Hay algunos factores que se escapan. Así que hoy vamos a hablar de: ¿Qué no puedes controlar de tu campaña de Google Ads?  

En primer lugar, para medir el éxito de la campaña, debemos saber qué estábamos esperando de ella. 

¿Qué podemos hacer con Google Ads?

Antes de entrar en materia, explicaré qué se puede hacer con Google Ads.

Una buena estrategia de Google Ads permite conseguir los objetivos SMART que nos hemos marcado. A grandes rasgos podemos englobar estos objetivos en dos grupos muy interesantes:

  • Conseguir una respuesta directa por parte del usuario que hace clic en nuestro anuncio. Ya sea una venta, un lead, una llamada, etc.
  • Branding para potenciar el conocimiento de la marca.

En el primer grupo podríamos realizar todo tipo de campañas por ejemplo, una de Búsqueda; y para potenciar el branding de la empresa apostar por el Display nos permitiría conseguir mayor notoriedad en miles de pagines web donde se encuentra nuestro público objetivo.

Todo ello habiendo seleccionado antes público objetivo, datos demográficos, dispositivos, y un largo etcétera de posibilidades de segmentación, palabras clave y anuncios.

Índice de contenidos

¿Qué no puedes controlar de tu campaña de Google Ads?

En cualquier estrategia empresarial debemos tener claro que existen ciertos factores externos que repercutirán en nuestras acciones y que no podremos controlar. A veces jugarán a nuestro favor y a veces no tanto.

En las campañas de Google Ads pasa lo mismo, hay factores que no dependen de la ejecución de la misma pero que afectarán (y mucho) al rendimiento de la campaña. Por eso es tan importante implementar una buena estrategia de Google Ads como realizar una campaña bien definida.

Vamos a ver: 

Producto o servicio en tendencia

Hay momentos donde ciertos productos o servicios son más buscados que otros. Este factor lo delimitan los usuarios con sus búsquedas, haciendo que sea un elemento que no se pueda cambiar. En función del número de búsquedas y otros parámetros, Google determinará un valor a cada palabra clave utilizada. Este factor, aunque no lo decidamos directamente, nos puede hacer decidir entre una palabra u otra.

Pongamos un ejemplo: Imagínate por un momento que tienes una empresa de instrumentos de música. De repente, hay una tendencia elevada en comprar «teclados gaming» para el ordenador, factor que hace que la palabra «teclados» sea más buscada también.  Si eres consciente de ello podrías incluir como palabra negativa «gaming» u «ordenador» si no las tenías ya, para evitar una mala experiencia, o modificar tus palabras clave que creen más disonancia en tu sitio web.

Ciclo de compra del producto o servicio

Cada producto tiene un ciclo de compra más o menos largo. No es lo mismo comprar una agenda que un coche, por ejemplo. Ese tiempo no lo podemos cambiar, pero sí que podemos considerar el tiempo mínimo del público para realizar una compra y potenciarlo.

¿Y cómo podemos hacer eso? Ofreciendo inputs a tus clientes para avanzar en el proceso, y así mejorar el rendimiento de nuestras campañas

La página de aterrizaje

Existen varios motivos por los que puedes estar viendo que estás recibiendo clics en tus anuncios, pero estos no están convirtiendo. Incluso, si te fijas en los datos, verás que la permanencia de algunos usuarios es de 0 o de menos de 10 segundos.

Esos clics son incontrolables, ya que cualquiera puede buscar y hacer clic.

Lo que si puedes controlar es la calidad de tus anuncios:

  • No transmite confianza. Si hace años que no renuevas tu página web puede que no haya una conexión segura, que existan enlaces rotos o, en definitiva, que la apariencia sea que no hay nadie detrás.
  • No contiene contenido persuasivo.  Puede que la página si esté actualizada pero no haya un copy atractivo que aporte valor, exponga los beneficios de tu producto o servicio y llegue a conectar con el lector. El copywriting es muy importante para transmitir confianza y aportar valor de marca.
  •  No responde la búsqueda del usuario. Es típico encontrar anuncios sobre determinados productos o servicios que llevan a la página de inicio de la web corporativa ¡Error! Cuántos más pasos tenga que hacer el usuario para conseguir aquello que andaba buscando, más fácil será que abandone nuestra página web sin realizar ninguna acción de valor.
 

Margen de beneficio

Existe un CPC medio en cada sector y ubicación. Se puede optimizar más o menos, pero si éste acaba dejando un margen de beneficio muy ajustado seguramente deberás escoger otra estrategia de marketing digital más efectiva para tus ganancias. 

Como ves, estos factores no dependen de la propia campaña, pero siempre se deben tener en cuenta para realizar su predicción y buscar un retorno factible.

Por ejemplo, en lo referente a la landing page, puedes realizar un test A/B para hacer pruebas diferentes variaciones y dar con la que mejor convierta. 

Al final, lo que no puedes controlar de tu campaña de Google Ads de forma directa tiene varias soluciones, la cuestión es ir aprovechando todos los recursos que ofrece Google Ads y aplicarlos según las necesidades. 

Si quieres que te eche una mano con tu campaña, ¡solo necesitas decirlo!

Seguir leyendo:

Síguenos en Instagram

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Configuración